Monthly Archives

julio 2017

¿Podemos evitar las lesiones durante la práctica de deporte?

Compartir este artículo:

newsletter
Concursos, sorteos, ofertas y novedades
Subscríbete a nuestra Newsletter y sé el primero en recibir esta información y recibe un póster sobre el intrusismo en la fisioterapia
SUSCRIBIRME 
Son muchas las personas que practican algún deporte de forma regular, y no solo nos referimos a los deportistas de alto rendimiento, sino también a aquellos que, por ejemplo, salen a correr unos 10 quilómetros un par o tres de veces a la semana. Gran parte de ellos lo hacen sin la supervisión de un fisioterapeuta especializado en fisioterapia deportiva y no saben las consecuencias que esto puede desencadenar.

El deporte tiene muchos beneficios para el cuerpo para prevenir patologías muy diversas como la obesidad, la diabetes o la hipertensión, además protege nuestro sistema locomotor y reduce el estrés y el insomnio y ayuda a aumentar la autoestima. Aunque, la práctica de deporte también tiene su parte negativa: las lesiones. Las lesiones provocarán en menor o mayor grado que el deportista deba evitar cierto tipo de ejercicio durante un tiempo determinado.

Por eso es importante realizar un buen programa preventivo durante el proceso de entrenamiento. Debemos anticiparnos a la lesión y si aparece, ayudar a volver a la actividad deportiva lo más pronto posible.

Tipos de causas de las lesiones

Hay diferentes factores que pueden provocar o aumentar la posibilidad de padecer una lesión. Podemos dividir estos factores en tres grupos: los predisponentes, los extrínsecos y los precipitantes.

Los factores predisponentes son los físicos propios del deportista, como una mala preparación, falta de estiramientos y calentamiento, el cansancio o una mala nutrición.

Los factores extrínsecos son externos al deportista, como el material que se utiliza para la práctica del deporte o las propias características de este.

Los factores precipitantes pueden ser o bien traumatismos, malos gestos realizados o sobreesfuerzo antes, durante o después del ejercicio.

Tipos de lesiones

En cuanto a tipos de lesiones, se podrán clasificar en tres grandes grupos: las lesiones musculares, las lesiones articulares y las lesiones tendinosas.

Las lesiones musculares son las más comunes entre los deportistas, la mayoría de las veces el deportista habrá pasado previamente por alteraciones musculares como agujetas, rampas o calambres, contracturas o sobrecargas.

Encontramos tres lesiones musculares, de más a menos leve: la distensión o elongación muscular, la rotura fibrilar y la rotura total.

Otro tipo de lesión son las lesiones articulares, las cuales podemos englobar en dos grandes grupos las capsulitis o artritis, inflamaciones e la articulación o de la cápsula que las envuelve, y las luxaciones, pérdida de contacto entre dos huesos de la misma articulación.

El último tipo de lesión que encontramos son las lesiones tendinosas que pueden ser o bien tendinopatías o roturas. Estas últimas poco frecuentes ya que afecta todas las fibras de un mismo tendón.

Todos los deportistas deben tener muy presente la importancia de la prevención de lesiones así como una buena rehabilitación si han padecido una. Es bueno que acudan a un fisioterapeuta deportivo, ya que no solo trata lesiones, sino que también juega un papel importante en el trabajo preventivo y de readaptación.

Punción seca: qué es y cuándo se utiliza

La punción seca, junto a la acupuntura y la electrólisis, es una técnica de fisioterapia invasiva.

La técnica de la punción seca consiste en introducir una aguja de acupuntura, sin introducir ninguna sustancia, sobre el punto gatillo miofascial, provocando así la desactivación del punto gatillo. Su objetivo es provocar un efecto mecánico en la zona donde se encuentra el punto gatillo para conseguir inactivar el punto gatillo y así eliminar el dolor. El hecho de que no se introduzca ningún líquido hace que sea una técnica sin efectos secundarios, de todas formas es una técnica dolorosa en el momento que se pincha el punto gatillo, el dolor en este momento dura unos pocos segundos pero puede perdurar durante unos días tras la sesión de punción seca.

La utilización de agujas como agente para realizar un tratamiento como es el de la punción seca es competencia de los fisioterapeutas, que para poder llevarlo a cabo deben formarse de forma teórica y práctica a través de cursos y postgrados de punción seca.

¿Qué son los puntos gatillo miofasciales?

Los puntos gatillo miofasciales son las placas motoras de inervación muscular que se han sometido a una sobrecarga. A veces, también son nombradas como zonas de hiperactividad neurológica ya que mantienen el músculo en contracción.

Para localizarlos en el cuerpo de los pacientes se deberá presionar de manera moderada sobre el punto que provocará un aumento del dolor. Las localizaciones más frecuentes donde podemos encontrarlos son en la musculatura de la cabeza, cuello, hombros, brazos, parte baja de la espalda y piernas.

¿Tiene contraindicaciones?

La técnica de fisioterapia invasiva de la punción seca tiene pocas contraindicaciones. Hay dos de absolutas, los pacientes que las padezcan no se les podrá practicar esta técnica, como son las personas con fobia a las agujas, o belonefobia, o con alteraciones de la coagulación. También encontraremos contraindicaciones con personas alérgicas al níquel (aunque hay agujas de otros materiales), en las embarazadas con el caso de la punción profunda y en pieles con heridas o cicatrices, así como enfermedades dérmicas.

El fisioterapeuta debe saber que es una técnica muy útil por sus resultados, pero que no debe realizarse de forma aislada, necesita practicarse junto a otras técnicas y educar el paciente para cambiar los hábitos que le produzcan la aparición de puntos gatillo.

pedir cita